lunes, 8 de marzo de 2010

El matrimonio; una aventura divina

A todos los que me leéis y estáis requetecasados, ánimo, es una aventura en la que Dios está con vosotros. Acudís a día a día, donde Dios se os hace presentes... no en la imaginaciones o ilusiones, sino en el horario concreto diario

2 comentarios:

  1. El amor verdadero no tiene edad

    ResponderEliminar
  2. ¡Hay, por Dios, ya estoy con la lagrimilla colganndo!

    ResponderEliminar